Redes sociales

sígueme en Instagram siguenos en facebook siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Picasa siguenos en Twitter Sígueme en Likedin sígueme en Blogger

Buscar este blog

2 de diciembre de 2016

Pan casero con harina de maiz y semillas


Mi aportación para el Día Mundial del Pan, que se celebro el día 16 de octubre de 2016. Pan casero de maiz y semillas con masa vieja, en cazuela de @ibanyarza #ibanyarza  #diamundialdelpan #pan #pancasero #maiz 🌽🌽 #pandemaiz #homemade #bread #hazikenyer #painedecasa #harina #harinademaiz #agua y #sal

Ingredientes:


500 gr de harina panificable
100 gr de harina de maíz
75 gr de semillas de girasol y de calabaza tostadas
1 cuchara de semillas de amapola
1 cuchara de semillas de sésamo tostadas
300-340 ml de agua tibia
5 gr de levadura fresca
10 gr de sal
100 gr masa vieja
Si no tienes el trozo de masa vieja en la nevera puedes prepararla al momento:
35 ml de agua templada, 65 gr de harina y 2 gr de levadura fresca de panadería
una cazuela  de 27 cm de diámetro/ el del libro es de 24 cm.


Modo de elaboración:

Saca el trozo de masa vieja de la nevera, no importa si no está lleno de burbujas.
Hervimos la harina de maiz en agua con sal, colamos y reservamos mientras se enfria.
 Mezcla los ingredientes excepto la sal y deja reposar media hora. La masa tiene que quedar ligeramente pegajosa, si no se adhiere a las manos añade un poco más de agua.
Transcurrida la media hora, incorpora la sal y amasa. Incorpora tambien la mitad de las semillas, la otra mitad reserva para rebosar el pan.
Dependiendo de la capacidad de absorción de la harina., tal vez puedas amasar sobre la mesa, doblándola una y otra vez sobre si misma, o bien si está algo pegajosa, usar el amasado francés. Puedes amasar de una vez unos 10 minutos, o bien hacer dos o tres intervalos de un minuto de amasado y cinco de reposo. La masa tiene que quedar suave y sedosa.
Unta un bol con un poco de aceite y deja fermentar unas tres horas (dependerá de la temperatura) hasta que la masa se haya hinchado bastante y esté fofa como un edredón nórdico

Pásala a la mesa ligeramente enharinada y haz un hatillo con la masa, dale la vuelta apoyándola sobre el punto de unión del hatillo y boléala suavemente, sin apretar para que no pierda el aire que ha atrapado, su última fermentación no va a ser muy larga. Déjala reposar boca abajo en la mesa enharinada durante una hora.

Mientras tanto calienta el horno a 250 grados con la cazuela y la tapa dentro. La masa habrá caído un poco, pero estará blanda y esponjosa.
Utilizando una manopla o trapo, saca la cazuela del horno, quita la tapa y mete el pan en la cazuela con el doblez hacia arriba de un golpe rápido. Tápala y métela en el horno. Ten la tapa puesta al menos 15 minutos, transcurrido ese tiempo quita la tapa y continua la cocción a 200 grados hasta llegar a los 50-55 minutos. Una vez acabada la cocción, saca el pan y deja que se enfríe en una rejilla.

Enjoy it!

Cada mañana mientras dure el pan, tengo mis tostadas con Aove y aguacate, que me encanta!!!






6 comentarios:

  1. Madre mia qué panazo chiquilla , como te cuidas de bien, así estás tu de guapaaa !!!
    Fíjate que me acerco a la pantalla y casi, casi lo puedo oler mmmm..
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mm, y como huele de bien! Gracias Bego por tu visita. Bss

      Eliminar
  2. pedazo de pan mas rico que te has marcado ¡¡¡¡ me encanta ...te quedo de lujo ...un besazo guapa

    ResponderEliminar
  3. Hola preciosa, me enteré ayer que habías retomado el blog, me alegro un montón jeje.
    Este pan tiene una pinta increíble además de que te ha quedado precioso. Yo con el pan soy un pato, no le cojo el punto, tendré que empezar.
    Un besote preciosa y felicidades por tu vuelta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero Merche, si tu haces unos Panettone geniales, seguro que el pan te sale igual, solo tienes que animarte
      Bss

      Eliminar

¿Tiene buena pinta? Cuéntamelo...
Ti se pare apetisant? Comenteaza..