Páginas

23 de marzo de 2017

Galletas de aceite y pepitas de chocolate Cookies



¡Hola chicas! Vuelvo a publicar. Sin horarios, calendarios o otro tipo de planes. Siempre lo he hecho así. Al azar. He intentado hacerme un plan, con días exactos para publicar, para tener un tipo de orden. Pero soy así, mi orden es un poco caótico. Me arriesgo que no toda la gente pueda seguir mis publicaciones, porque no tengo días fijas para publicar, pero lo he intentado, no lo he conseguido así que pienso que compartiendo en mis cuentas en las redes, el que esté interesado vendrá a verme. 
Hoy traigo receta de galletas. Unas galletas de aceite y pepitas de chocolate, riquísimas. La foto de estas galletas la vi semana pasada en el IG de Susana, de webosfritos. He buscado  la receta en su página y como me ha gustado su fácil preparación, decidí hacerlos. Escogí un buen día, porque la fan número uno de galletas de la casa, hoy ha vuelto con fiebre de la universidad, así que he conseguido alegrar un poco su día. 
Es una receta sencilla, con una masa manejable y agradable, nada pegajosa. Me ha encantado hacer las bolitas, cosa que de normal no me gusta mucho hacer. Me han salido deliciosas. ¿Que me dices, te apuntas a la merienda? 
Las fotos son tomadas en las dos ocasiones que he preparado estas galletas. (Un día lluvioso y otro muy soleado, por esto la diferencia de colores) 


Ingredientes :
Para 20-22 galletas

65 gr de azúcar blanco
50 gr de azúcar moreno
170 gr de harina común
1 huevo grande
1/2 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharadita de bicarbonato
75 gr de pepitas de chocolate (puedes combinar las de leche con las negras)
Una pizca de sal
40 ml de aceite de oliva virgen extra

Ustensilios necesarios :
Un bol amplio
Una varilla
Bandeja de horno
Horno para hornear y nevera para enfriar la masa.











Modo de preparación :

Batimos los azúcares con el aceite, y la esencia de vainilla. Añadimos el huevo y batimos un par de minutos más. Añadimos a continuación la harina tamizada mezclada con la sal y el bicarbonato y también las pepitas de chocolate.  En este momento podemos mezclar con las manos. Guardamos en la nevera la masa de la galletas envuelta en plástico, durante 20 minutos o más si necesitas hacer otras cosas. Se puede guardar la masa en la nevera durante 24 horas, así nos lo cuenta Susana del blog Webos fritos.
Encendemos el horno, a 180 grados. Forramos la bandeja del horno con papel para hornear. Sacamos la masa de la nevera y formamos bolitas (con la ayuda de las manos).
Colocamos las bolitas de masa sobre la bandeja forrada, dejando espacio entre ellos.
Horneamos durante 12-14 minutos, pero puedes comprobarlos, y si están listas antes del tiempo las sacamos y las dejamos enfriar sobre una rejilla.
Se guardan en cajas metálicas o botes de cristal, que cierran herméticamente.

Consejos:
Utiliza siempre pepitas de chocolate, no chocolate troceado, porque este último se derrite del todo, y no queda igual de bonito como con pepitas de chocolate.
Comprueba las galletas pasadas los 10 minutos, porque a lo mejor tu horno va más fuerte, y evitarás que se quemen o que salgan demasiado duras.
Guarda las galletas en recipientes que tienen cierre hermético, para que se conserven correctamente.
¡Enjoy it!








No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tiene buena pinta? Cuéntamelo...
Ti se pare apetisant? Comenteaza..